Nueva bitácora de Shiatsu en Alforjas por el mes de Noviembre… ¿Qué nuevas aventuras nos esperan?

Semana 7 Finca Manantial de Luz: Shiatsu alforjas

Esta semana empezó con fuertes rachas de viento como preludio a la luna azul. Efectivamente el mes de octubre de este año abrió con una luna llena y cierra con una luna llena. Ciertamente, nuestros cicloterapeutas han visto crecer el plato lunar y, según Emeli en los días venideros habrá un cambio muy positivo para quienes tienen buena consciencia, si la que tiene «s».

La morena fué convidada a continuar con el desyerbe al pie de los mangos y aguacates, también a cuidar las recién nacidas remolachas y boniatos. El rubio empezó la semana ayudando a Erick a montar un andamio para podar una buena parte de las hojas de una palmera de unos cinco metros de altura muy cerca de la casa de Emeli, el viento le hace temer que algunas hojas caigan encima del techo de su casa.

Ajá, pero…¿quién es Erick? Anteriormente os comentamos que habían llegado a la finca dos chicas por la red Workaway, una escocesa, Karen, y una checa, Magda. Pues bien, dos días después de haber llegado Karen, decidió irse, sufría de dolores de espalda que no le permitían hacer los trabajos necesarios en la finca. Unos días más tarde llegó Victoria para reemplazarla. Una danesa, profesora de yoga e investigadora. Ella tampoco se quedó más de dos días, aparentemente las condiciones de la finca distaban mucho de lo que ella se esperaba. Es decir, en la finca estaban trabajando nuestros cicloterapeutas y Magda.

La checa anunció que se iba al final de su tercera semana de estadía, eso motivó a Emeli a buscar más candidatos en WorkAway. Estimado lector, ya lo habrás entendido, Erick es un voluntario más de esta red. Vino para la finca junto a su esposa, Maxi.

En Alemania de donde es nativo, es profesor de inglés, ella es artista con cristales de vidrio. Hace un tiempo viajaron a Paraguay, les gustó mucho ese país, tanto así que tienen proyectado ir a vivir allí. Incluso ya tienen sus documentos para vivir allá de forma permanente. En cambio, la situación mundial actual ha frenado su emigración. En este momento hay cero vuelos hasta Asunción, la capital de Paraguay.

Sin embargo, cuando Europa volvió a abrir sus fronteras internas, decidieron vender todas sus cosas y moverse hacia el sur. Eso los llevó a viajar hasta la isla de La Gomera y de La Palma en Canarias. Allí estuvieron unos tres meses repartidos entre varias fincas registradas en WorkAway y, a la vez buscando un lugar para comprar y asentarse en un lugar más soleado que su Colonia.

Ahora han decidido venir a Andalucía a ver si consiguen el lugar de sus sueños. Claro que Paraguay les gustó más, pero las circunstancias actuales les impiden viajar.

Erick tiene experiencia podando palmeras, así que visto el viento, Emeli decidió que era juicioso podar las hojas que estaban orientadas hacia abajo y horizontales. Por ello, el principio de la semana fue ocupado por la poda de la palmera. Hacia mediados de semana quisieron caminar por la playa hacia el atardecer. Ese día pudieron admirar la puesta del sol y la salida de la luna radiante, un hermoso espectáculo reflejado sobre el Mediterráneo cuasi dormido.

El rubio fue también enviado a comprar algunos materiales de construcción y hacia finales de la semana empezar a desbrozar las yerbas que están creciendo con mucha energía gracias a las lluvias recientes y también a la luna. Organizaron su semana para poder tener el viernes prácticamente libre.

Ese día fue para ir al mercado municipal de mayoristas de Vélez-Málaga, y allí se hicieron de una buena cantidad de caquis entre maduros y pintones, todos de calidad espectacular, también consiguieron una pocas granadas que lucían coloridas y jugosas.

Esta semana Emeli recibió una reflexología podal, un drenaje linfático manual y una sesión de Shiatsu. Su estado sigue bueno aunque estacional, ¿por qué? Porque como ya lo hemos comentado, ella necesita realizar movimientos funcionales para estimular más la regeneración de su cuerpo.

Las terapias que recibe le son útiles para recuperar energía. Pero la cura definitiva o lo que más se acerca a ese objetivo lo debe realizar la persona por sí misma, corrigiendo los hábitos que le desfavorecen e implementando nuevas modalidades benéficas de funcionamiento de forma integral, esto quiere decir movimiento, alimentación, relaciones y descanso. Si no se realiza estos cambios, habrá mejoría con muchas terapias, pero el efecto será temporal y más pronto que tarde volverán los achaques antiguos.

Cada persona debe hacerse responsable de su estado de salud. Los terapeutas, convencionales o alternativos están para guiar y acompañar. Pero llegado a cierto punto, cada persona debe aprender a cuidarse a sí misma de acuerdo a sus necesidades. Además deben pedir pedir consejo a su terapeuta de confianza pero no depender de él o ella para andar por la vida.

Como nuestros cicloterapeutas lo saben bien, entrenaron ejercicios funcionales de tonificación y flexibilización tres tardes de la semana, siempre buscando algún nivel de exigencia que los haga salir de su zona de confort, respetando sus propias capacidades.

El resto del fin de semana fue para descansar y pasear un poco. Esta vez repitieron por la Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama, una caminata por los pinares llenos de romeros, sarsaparilla, salvias y laureles rosas. Momentos agradables en plena naturaleza que fomentan el equilibrio psicoemocional que esperan repetir cada vez que sea posible.

Para finalizar el domingo la morena preparó una pasta Alfredo crudivegana. Para conseguir una versión verdaderamente deliciosa utilizó fideos de calabacín, puerros cocinados en frío, setas portobello aliñadas y cocidas al sol y una crema bechamel con base de anacardos, todo un éxito visual y una explosión de sabor en la boca.

¿Qué les espera para la próxima semana?

Semana 8 Finca Manantial de Luz: Shiatsu alforjas

El tiempo pasa volando y el sol cada vez está más inclinado hacia el sur, pero sigue siendo sorprendente la velocidad a la que se despide el astro solar por las tardes. El inicio de semana empezó con novedades por parte de la pareja Maxi y Eric. Y es que habían conseguido boletos para viajar hasta Foz do Iguaçu para el siguiente domingo. Estimado lector podrás imaginar la alegría y excitación contagiosa de este par de germanófobos expandiéndose por toda la finca.

Días atrás estos viajantes se sentían un poco perdidos y con añoranzas de poder volver a Paraguay, y la causalidad hizo su trabajo. A la vuelta de un par de clics la situación había cambiado, ya podían viajar hacia sus sueños de fincas y caballos… Habían estado 18 días en Paraguay, lo suficiente para ellos como para lanzarse a esa aventura hacia lo desconocido, novedad, aprendizaje, adaptación, cambios recibidos con alegría, otros abrumadores, vida de peregrinos exploradores de sensaciones y emociones.

Todo puede cambiar de forma vertiginosa e instantánea, ¿realmente controlamos algo? Poca cosa aparte de la actitud con la que recibimos los múltiples desvíos que nos pone el universo en el camino.

Ahora que la cosecha de mangos toca su fin, la morena fue enviada a fertilizar los pies de los aguacates y mangos. Además alguna breve pausa para ir a cosechar algunos mangos de variedades tardías, un pedido de 80 kilos con destino a Alemania apuró un poco a Emeli. El rubio fue enviado a desbrozar toda la parte baja de la finca. También fue enviado a controlar unas cuantas zarzas que estaban invadiendo un par de colmenas de abejas y algunos guayabos maltrechos por la colonización espinosa.

Un punto interesante es que estas labores de control de plantas indeseables es que es preferible realizarlo durante la fase de luna llena. En ese momento la energía de las plantas está más bien en todas sus ramas aéreas, al cortarlas, bajan un poco su vivacidad y crecen más lento.

Esta semana Emeli recibió un quiromasaje, para relajarse e hidratar su piel con aceite ayurvédico, un drenaje linfático manual y una sesión de Shiatsu. Se mueve por toda la finca y se queja poco de sus dolores aunque le sigue faltando ejercitarse. Quizás no tanto como nuestros ciclistas pero algo diferente a sus movimientos habituales.

La morena y el rubio entrenaron sus cuasi religiosas tres veces semanales, con un plus de movimientos de caderas para la morena que sentía alguna molestia en sus huesos pélvicos.

El fin de semana fue para ir a caminar por las riberas del embalse de La Viñuela, por los montes de Macharaviaya y probar una sorprendente receta de curry crudivegano. Sí, estimado lector, curry crudo con coliflor y guisantes «cocidos» en frío, un plato especial y de lo más fácil de realizar.

Así se acaba nuestra octava semana en los rincones de la Axarquía. Qué les espera para la próxima semana, ¿la luna nueva vendrá con otras actividades?

Semana 9 Finca Manantial de Luz: Shiatsu alforjas

La luna sigue en su ciclo menguante, por lo que para esta septena conviene continuar con los trabajos de poda de los árboles tocados por la ola de calor del verano.

La morena, que a ojos de Emeli debe tener dones de fertilidad, fue enviada a continuar limpiando los pies de los árboles. Luego, a fertilizar las raíces con una mezcla de Terra preta, compost y material orgánico triturado, ideal para repotenciar y fortalecer esos nobles seres.

El rubio acabó con las zarzas y se dispuso a podar las ramas altas de los aguacateros, muchas de ellas en gran parte quemadas por los rayos del sol de agosto.

Como ya es costumbre, Emeli recibió tres tratamientos: un quiromasaje, un drenaje linfático manual y una sesión de Shiatsu. También está semana nuestros cicloterapeutas celebraron 7 años y medio de compartir aventuras planetarias, y para celebrarlo caminaron en varias ocasiones por los bordes del mar, alguna vez por la tarde, otra al anochecer. Aquí os dejamos un bonito recuerdo.

Tres veces entrenaron sus cuerpos a realizar movimientos de fuerza y flexibilidad, siempre bienvenidos, aún teniendo una vida activa. Alguna tarde fue para preparar algunas recetas deliciosas y saludables de los programas nutricionales de Working Wellness, para esta semana fue ensalada japonesa, boniato relleno y patatas con no queso.

Excelente semana estimados amigos y hasta la próxima.

Semana 10 Finca Manantial de Luz: Shiatsu alforjas

Para no perder la costumbre, esta semana fue una vez más enviada a fertilizar los árboles con Terra preta, compost y material orgánico triturado. Para variar algunos días de la semana fue enviada a cosechar los casi últimos mangos, la mayoría de variedad «sensation», muy coloridos y llamativos a la vista, para las papilas gustativas es otra historia, sobre todo cuando nuestros cicloterapeutas han podido catar todas las variedades más tempranas de la finca.

Aún hay muchos aguacateros necesitados de podas bastantes contundentes, por ello para esta semana, una vez más, ha pedido al rubio que se concentre en hacer los cortes de las ramas más gruesas, la fase lunar aún lo permite. El reto es entenderse con los árboles para realizar los cortes de forma que puedan coger fuerza, sacar ramas nuevas y el próximo año producir deliciosos frutos.

En muchas ocasiones hubo que hacer uso de una motosierra para eliminar trozos de tronco sin posibilidad de recuperación, también por otra parte para dirigir el crecimiento de los aguacateros de forma horizontal, a unos dos o tres metros de altura y así facilitar el proceso de cosecha en las próximas temporadas. En algunas ocasiones fue asistido por la morena y por la misma Emeli para reducir el tamaño de las ramas que habían caído al suelo. Todo esto con el objetivo de ser triturado y utilizado como fertilizante.

No dejaron pasar sus tres entrenamientos funcionales de la semana, cada uno de unos 40 minutos de duración, más que suficiente para estimular sus cuerpos de forma apropiada y consciente.

Emeli recibió un quiromasaje, una sesión de drenaje linfático manual y una sesión de Shiatsu.

Hacia mediados de semana la morena preparó dos recetas para los programas de alimentación, todo un éxito visual y sobre todo para el paladar.

Llegado el final de semana, nuestros cicloterapeutas se escaparon hasta Madrid, el rubio había sido convocado para una masterclass de Shiatsu con el Sensei Onoda. En esta oportunidad el Sensei se centró en revisar a fondo la técnica de Namikoshi con la finalidad de preparar los Shiatsupractor a desarrollar sus habilidades de instructores.

Aprovecharon también el viaje express para abastecerse en algunos comercios árabes con unos pocos dátiles sukari que le fascinan a la morena y un poco de zumak, una especie que el rubio utiliza para aderezar sus ensaladas, su sabor ligeramente ácido la convierte en el perfecto sustituto del vinagre, con lo cual se aprovecha mejor la absorción de los nutrientes de estas comidas.

También visitaron al trocito de la familia de la morena que está afincado en la capital. La ocasión se prestó para hacer algunas pruebas de recetas de pizzas crudiveganas, una versión deliciosamente interesante de comer este típico plato italiano.

Así acabó esta semana bien llena de actividades y movimientos. Para la próxima semana venimos con algunos cambios que serán sorprendentes para muchos, lo podrás leer en nuestra próxima bitácora. Hasta pronto!

Y no dudes en visitar nuestro canal de Youtube.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío