Semana 5 Shiatsu en Alforjas: Finca Saramandaia, Ciudad Colón, Costa Rica

En esta nueva semana de Shiatsu en Alforjas el rubio empezó la semana leyendo el pronóstico semanal del Instituto Meteorológico Nacional de Costa Rica: «La presión sobre el Mar Caribe mantiene una tendencia a la baja, lo cual se verá reflejado en una disminución de la intensidad de los vientos alisios. Como resultado se anticipa que los vientos vayan a ser moderados, con un patrón en disminución hacia mitad de semana.

Debido a lo anterior, se espera que hasta el miércoles, persistan ráfagas de viento en el país, además de un mayor aporte de humedad hacia las regiones del Caribe y la Zona Norte.

El día empezó con una reunión de casi madrugada para la morena y el rubio. Había que ajustar algunos detalles para la activación de la tienda online de Working Wellness. Y bueno, el equipo de marketing está en Galicia así que el tema de los husos horarios es importante para que todas las fichas pudieran estar en el tablero. Internet es muy criticable en muchos aspectos pero cuando se ejerce de nómada digital se convierte en una herramienta imprescindible.

shiatsu en alforjas

Efectivamente desde el lunes, las rachas de viento no se hicieron esperar, aunque lo suficientemente suaves como para que los monos capuchinos vinieran a visitar a nuestros terapeutas venteados hacia el final de la mañana. Los más jóvenes son los que se atreven a acercarse prácticamente sin tapujos. Para anunciarse, se cuelgan del techo para mirar con intensidad hacia dentro de la casa, un indicador de que les gustaría recibir algunos deliciosos bananos.

Los días pasan tranquilos, al ritmo de las caminatas dentro de la finca, la visita a las gallinas y los sets de ejercicios enviados por su entrenador. La barriga de la morena sigue creciendo, tanto así que de cuando en cuando el rubio le pregunta risueño: “¿Hasta cuándo tanta barriga?”

nutrición

El martes por la tarde decidieron caminar hasta la frutería de Luis para buscar unas pipas. En el camino se acordaron de la feria ecológica que se hace en el antiguo mercado de Ciudad Colón. Llevaron unos hermosos zuccinos (calabacines), kale y lechugas presumiblemente libres de pesticidas. Con las bolsas bien llenas de hojas verdes llegaron a la frutería. La morena escogió cuidadosamente los cocos de agua, pesados para que tengan bastante agua y con señales de maduración para que estén bien dulces. Como no podían cargar tantas cosas, su amigo frutero se llevaría más tarde hacia el anochecer.

Al día siguiente fueron a realizar un chequeo en la consulta de Freddy, el pediatra que ha seguido las últimas semanas de formación de bebé. Se alegró mucho por el progreso en estas últimas semanas de la barriga y claro, de bebé. Todo indicaba que está en los toques finales, preparándose para salir a conocer a sus progenitores y al mundo.

Ese mismo día pasaron por un vivero a por unas plantitas: romero, salvia, chile dulce, tomate cherry y una suculenta. Una de cada una para darle vida al corredor de su casa y darle la bienvenida a bebé. El día de Venus se convirtió en el día de la limpieza general. La morena amaneció con ganas de dejar la casa murciélago de punta en blanco y así fue. Cada rincón de la casa fue desempolvado y limpiado con bastante minuciosidad hasta quedar aún mejor arreglada que semanas atrás cuando nuestros terapeutas limpiadores se mudaron allí.

nutrición

Los días siguientes pasaron volando entre la visita de su partera, que vino a hacerle porras a la futura progenitura de nuestros terapeutas y otras actividades administrativas de la finca. Entre las cuales visitas de potenciales compradores, todos encantados pero con la chequera bien guardada y, en otras ocasiones, preparando la casa principal para recibir los nuevos huéspedes el fin de semana.

El viento, en ocasiones, bajó un poco la guardia, una oportunidad perfecta para que los monos cariblancos asomen su nariz e interactuen un buen rato con nuestros terapeutas frutales. Momentos únicos de observación mutua entre primates. Mango, su frutero de los sábados, les había apartado unos deliciosos zapotes y caimitos blancos. Estos vinieron a completar la gran variedad de frutas de las que consiguen disfrutar en este hermoso país llamado Costa Rica.

Así pasaron otra semana más disfrutando de las cosas sencillas de la vida bajo un cielo tropical .Y tú estimado lector, ¿Consigues disfrutar de los pequeños eventos diarios de tu vida?

Semana 6 Shiatsu en Alforjas: Finca Saramandaia, Ciudad Colón, Costa Rica

¿Qué asociaciones tienes con respecto al parto?. ¿Parto natural? ¿Parto quirúrgico? ¿Con o sin analgésicos? ¿Inducido o no?

De acuerdo a José el mes de marzo es de calor y poco viento. La tierra empieza a quebrarse, el césped no es otra cosa que un manto amarillento que cubre el suelo. Las plantas que no reciben riego intentan sobrevivir hasta las primeras lluvias de la “light rainy season” que empieza en mayo. Sigue soplando el viento, en rachas irregulares por dicha, aunque a veces levanta unas polvaredas descomunales que entran por todas las hendijas de la casa.

En cualquier momento podría llegar bebé, así que esta semana podría llamarse “La Espera”. Unos amigos de nuestros terapeutas pasaron justo a principios de marzo a prestarles un balón de pilates para cuando llegue el momento. Mientras lo que queda es ocuparse, por lo tanto nuestros terapeutas casi parturientos siguieron realizando sus labores de administradores de finca.

La casa principal fue alquilada por par de semanas, por una pareja de ucranioespañoles. Dejaron todo listo en la casa para su recepción y se dispusieron a seguir con sus labores de Working Wellness.

A medida que avanzó la semana, ayudaron a los nuevos inquilinos a asentarse. Entre los labores de la finca y los labores de la web y otras plataformas de Working Wellness, pasaron los días, con varias escapadas a la ciudad a paso firme pero respetuoso, ya que en esta semana de espera podía aparecer una señal de bebé en camino.

nutrición

El día martes fueron a la feria ecológica por las hojas verdes y, el sábado como de costumbre, se dispusieron de camino a la feria para abastecer la semana. El rubio tiene mentalidad de guerra, está constantemente pensando en hacer Stock de bananos, cocos y demás. Todo para garantizar el mínimo desplazamiento cuando llegue el momento y para tener todo lo necesario para la llegada de bebé.

El sábado por la noche como de costumbre, la morena se levantó para ir al baño. Como toda embarazada, la vejiga tiene menos espacio y necesita ser vaciada con mayor frecuencia. Además de que los procesos de desintoxicación del cuerpo son mucho más marcados y eficientes durante el embarazo. Al volver a la cama, la morena notaba una sensación como de ir al baño nuevamente, pero esta vez no era por su vejiga o eso creía ella. Esperó unos instantes y de repente apareció una ola uterina de buen tono y duración.

La morena no estaba segura, decidió esperar un rato a ver que pasaba. Tras 3 ondas más igual de intensas y aparentemente rítmicas, decidió ir por su móvil a contar el ritmo de dichas oleadas. Para su sorpresa tuvo 1 onda cada 10 min durante 2 h. En ese momento, la morena decidió informar al rubio y esperar atentos a ver qué sucedía.

La morena no paraba de pensar que en esos momentos, era afortunada porque estaba en esa situación sin haber entrado en pánico o dejándose llevar por la ansiedad. En su casa, en un ambiente conocido, junto al rubio, cómoda y segura. Agradece cada momento que tenía la oportunidad de llevar este proceso en su casa y compadece a las mujeres que son sacadas de su hogar y que llegan a un hospital.

Es un lugar que no conocen a nadie, ni el lugar, con luces blancas bien antipáticas, ruidos aquí y allá, todo frío y aislado, sin sus compañeros o familiares, sometidas a posiciones incómodas y restringidas sin comida, con sueros y vías aquí y allá, además de que por su puesto las máquinas de monitoreo chillando sin cesar. Un proceso tan natural, que hoy día hasta en las mejores condiciones de madre y bebe, se desenvuelve generalmente en un lugar completamente antinatural.

Bebé ya viene pensarás querido lector. A pesar de las señales de la madrugada, bebé aún está preparándose. Esa noche nuestros terapeutas parturientos no durmieron nada y pasaron todo el domingo 7 de marzo con aquellas ondas de forma irregular que son conocidas como fase latente.

La semana terminó con la compañía de la enfermera, en casa de los terapeutas. Por dicha hay una cama adicional en la casa actual de los parturientos, así que podría descansar un poco mientras supervisaba atenta como avanzaba la labor latente.

¿Qué crees lector? ¿Cómo va la cosa? ¿Qué ideas tienes asociadas al parto? ¿Sabes suficiente de este acto fisiológico para el cual el cuerpo de la mujer está diseñado?

Semana 7: Finca Saramandaia, Ciudad Colón. “El nacimiento”

El día lunes amanecieron nuestros terapeutas entre ondas uterinas y revisiones. Los dos estaban sintiendo dichas ondas. Si lector, el rubio sentía mucha tensión abdominal cada vez que la morena tenía una onda uterina. ¿Cosa curiosa, no? Dicen que algunos hombres son los que llevan los síntomas y los antojos del embarazo. En este caso, el rubio tuvo la oportunidad de sentir una pequeña partecita de lo que puede ser la tensión abdominal que produce una onda uterina cuando se está en labor de parto.

Debido a que la fase latente estaba siendo un poco más larga de lo que nuestras matrona y enfermera conocían o las parturientas lograban soportar. Regularmente nuestras matronas aplicaban medios naturales para acelerar esta fase pues crea mucha desesperación en las parturientas. La morena no quería utilizar ninguna de las artimañas ya que no sentía que su corazón lo pidiera.

La matrona y la enfermera tomaron la decisión de sugerirles a nuestros terapeutas de ir a donde el Dr Freddy para chequear todo, contando el líquido y la dilatación. A pesar de tener entre 3-4 cm de dilatación, palpados por la enfermera, y pasar una mala noche, poco descanso y muchas ondas uterinas, tomaron la decisión de montarse en el coche de la enfermera y manejar 1h de camino hasta la consulta de Freddy.

La morena no estaba muy segura, pues la gran mayoría de las ondas las respiraba en 4 patas. ¿Cómo te imaginas qué hizo la pobre durante 1 h de viaje en coche, solo de ida? Pues igual que en la casa, iba en el asiento trasero sobrellevando cada onda en 4, 6 u 8 patas, las que hicieran falta.

Al principio estaban siendo muy frecuentes. Ya estaban a un ritmo de contracción de 1 min cada 4 minutos, intenso, sí pero gracias a los cojines y las posiciones se llevaba mejor. Hubo un instante del viaje, cuando entraron en zona desconocida, que el espíritu viajero de la morena la ayudó a distraerse y a sobrellevar mejor dichas ondas. Aparentemente, no solo ayudó a la morena, bebé pausó sus impulsos de salir por unos instantes. “Bebé es viajero/a igual que ustedes” dijo la enfermera entre risas. Ambos sonrieron y recordaron cómo atravesaron Portugal y España con el tráfico a su izquierda o derecha y todos los ruidos y paisajes que acompañaban esos momentos con solo 2 meses de embarazo.

shiatsu en alforjas

Muy similar era el paisaje y la situación, por lo que no se extrañaron de la reacción de bebé. Llegando al consultorio del Dr Freddy hicieron las pruebas pertinentes. Todo estaba muy bien para el parto y que en efecto, el cuello de útero estaba un 80% borrado. Es decir, se había puesto casi completamente fino, listo para salir y ya fuera el tapón mucoso solo faltaban 6 cm de dilatación.

Ya después de 2 días, finalmente estábamos en fase activa, es decir, en trabajo de parto. Regresaron a casa y ya la morena no se hallaba en el coche. Se sentía cual gato encerrado, el calor, los ruidos, las ondas uterinas, las ganas de orinar, etc la tenían como tigre enjaulado.

La enfermera los dejó en casa donde la gata se calmó y simplemente acordaron volver a reunirse cuando alcanzara 4 contracciones en 10 min. Ella necesitaba volver a casa para prepararse y descansar, dejaron todos los equipos médicos de respaldo, la piscina y se dispusieron a armar todo para el momento cumbre.

El día pasó lentamente para nuestra morena, quien sobre llevaba como podía la intensidad de las sensaciones. Por suerte, el cóctel hormonal ayuda a que una vez pasada la onda uterina, todo es como si nunca hubiese experimentado ninguna pulsión. El rubio comprendió que hablarle a la morena en dichos instantes no tenía sentido, pues en su cara veía como se iba a no sé cual lugar.

Ya para las 6 de la tarde, las ondas se tornaron bastante intensas, la morena no se hallaba de aquí para allá, en 4 patas, de pie, agachada, acostada, sobre la pelota de pilates, etc. Ya sin solución postural, decidió por recomendaciones meterse en la ducha con agua bien caliente para ayudar a pasar las ondas. Milagroso remedio que ayudó a sobrellevar mejor la intensidad de las sensaciones. Ello dio paso a la etapa más pronunciada en ritmo y sensaciones de este proceso fisiológico tan espectacular.

Bien conectada con su instinto animal, la morena comenzó a vocalizar siguiendo su sentir y recordando las recomendaciones de los libros que leyó durante su espera de dicho momento. Lo que es arriba, es abajo. La garganta y el canal de parto están íntimamente conectado, como las caderas y los hombros, la boca y la vagina. Cuando el rubio escuchó a la gata encerrada en la ducha, se le prendieron las alarmas: ya está casi a punto para chocolate. Llamó a ambas profesionales que aparecen como flechas.

Comenzó todo el proceso intenso un par de horas después de la llegada de las profesionales del parto. Las sensaciones eran muy intensas y ya para las 11 de la noche la morena estaba desesperada, pues eran tan rítmicas y continuas que no tenía tiempo para descansar. Por dicha, el rubio tenía lista una deliciosa agua dulce a base de limón mandarino, maracuyá y tapa dulce para hidratar y darle ánimos a la morena cada vez que fuese necesario. Fue entonces cuando la matrona le dijo de entrar a la piscina con agua super caliente.

La morena tocó el cielo y volvió a la vida, toda la tensión muscular se alivió en el momento que su cuerpo entró en contacto con las aguas. Ya a la 1, la morena avisa que no puede sostener más el fuerte impulso de bebé queriendo salir. Al contrario de lo que se hace cuando las mujeres están en labor de parto, el pujar no es bueno para todos los músculos pubocoxígeos ya que tiene consecuencias muy desventajosas a posteriori.

El Rubio observaba cual gato sentado en una esquina de la habitación. No creas querido lector, los hombres también “sufren” el proceso, sobre todo cuando participan de forma activa en el acompañamiento físico y emocional. Al salir del agua, el cuerpo rompiendo fuente y tocando la cabeza de bebé, se anunció el momento del nacimiento.

Las enfermeras y el rubio le dieron ánimos a la morena, ya bebé había coronado, sólo necesitada un pequeño empujón más. Tras 3 o 5 respiraciones finalmente salió bebé. Ambos se quedaron sorprendidos al ver el milagro de la vida y todo el proceso tan intensamente. Después de las horas finales y al fin dispuestos para el descanso, lograron dormir hasta el día siguiente los 3 en la tranquilidad de su hogar.

Si, lector!!! Es una niña, una hermosa y magnífica niña que se llama Lilikoi y nació en la madrugada del martes. Queremos agradecerte que nos hayas acompañado hasta su nacimiento, durante nuestras aventuras y hasta ahora. Esperamos que comprendas que no nos sentimos a gusto compartiendo fotos de ella por las redes sociales, pues también como cualquier otro ser humano tiene derecho a decidir si está de acuerdo o no. Sentimos que lo mejor es que ella, cuando llegue el momento, decida participar y compartir con ustedes.

nacimiento en shiatsu en alforjas

Al día siguiente los monos capuchinos de la finca aparecieron para pedir algunos y quizás queriendo conocer la nueva bípeda de la casa. Oportunidad perdida por esta vez ya que la peque estaba en pleno sueño de recuperación.

Esta semana ha sido de adaptación y mucho amor, como dicen en Costa rica, estamos “chineando” a tope!

Semana 8, Finca Saramandaia, Ciudad Colón, Costa Rica

Los días van pasando mientras nuestros terapeutas padres novatos van aprendiendo a conocer a Frutita. Cada gesto, cada maniobra se convierte en una nueva lección para esta nueva madre y nuevo padre.

La semana se ha organizado alrededor de las visitas de diferentes profesionales de salud. Las parteras obstetras para chequear que todo esté en orden en el cuerpo de la morena, bien encaminado el proceso de recuperación y confirmar que Frutita está en perfectas condiciones con la prueba Apgar. Por otro lado, las chicas de la liga de la leche, que les ha enseñado a los terapeutas a sacarle el máximo partido al calostro mientras se pone en marcha la producción de la leche en el pecho de la morena. Unos sencillos trucos como masajes y aplicación de paños calentitos pueden ayudar a darle un empujón al cuerpo para que libere sus canales de producción lechera.

También es clave tener una buena guía para conseguir que madre e hija consigan la forma de posicionarse adecuadamente y que el agarre en el pecho sea óptimo. Por dicha, nuestros terapeutas han contado con ese acompañamiento primordial estos primeros días de vida de Fruta.

Otro día ha venido el pediatra, un simpático abuelo muy en fase con la práctica de la medicina natural. Frutita fue revisada por todos los ángulos, el veredicto es que está sana, lista para adaptarse y vivir en este mundo tan extraño como diverso.

Para la morena empieza el período de cuarentena, reposo a demanda, un poco de ejercicio suave y alimentación lo más balanceada posible. Todo esto es muy importante para que su cuerpo a través de sus propios mecanismos de renovación celular vuelva a un nuevo estado de equilibrio homeostático.

nutrición

Si se respetan las Leyes de la Naturaleza el camino se hace bastante sencillo. Por dicha, en Costa Rica hay mucha fruta variada y de buena calidad. El rubio siempre tiene a disposición de la morena agua de pipa (coco) para que esté perfectamente hidratada. También prepara a petición zumo de naranja o algún batido de banano potenciado con kale, mango o ambas cosas.

Estos momentos de intimidad son esenciales, ahora es cuando se generan los más importantes vínculos entre hija, madre y padre. Han preferido mantenerse apartados de sus familiares para conseguir por sí mismos los mecanismos que mejor se adaptan a su estilo de vida.

Una vez todo bien encajado e integrado vendrán los tiempos de interactuar con los diferentes miembros de las familias y amigos cercanos. Ha sido necesario aprender sobre la marcha unos cuantos gestos sencillos y sobre todo mucha observación para que Frutita se sienta a gusto con la familia en la que escogió nacer.

La lectura de algunos libros previo al nacimiento de su bebé fue clave para intuir y dar los cuidados adecuados en el momento preciso. Es cierto que se aprende a ser guías y cuidadores sobre la marcha, sin embargo, informarse con contenido de calidad puede ser clave para progresar a través de experiencias gratificantes con sus propios hijos.

shiatsu en alforjas

Ahora nuestros terapeutas guías están adaptándose a las noches entrecortadas por las tomas de pecho y su respectivo cambio de pañal. Los primeros días un poco más complicados por la novedad de todo. Ahora cada vez más en sintonía con su Frutita querida.

Aunque el mundo pareciera girar en torno a su bebé, la vida continúa en la finca, en el pueblo y en el mundo. El tomate cherry y el chile dulce han regalado sus primeros gustosos frutos, lo justo para darle sabor y adornar alguna ensalada.

Afortunadamente todo parece marchar sobre ruedas en la finca, inquilinos satisfechos y pocas novedades a parte de alguna lluvia tropical anunciando la llegada de la «light rainy season».

Y tú, estimado lector, cuéntanos cómo fueron tus primeros días de padre/madre? ¿Lograste comprender las señales de tu bebé? O hizo falta días o semanas para «traducir» los gestos y llantos de tu prole?

No te pierdas de vista como serán los próximas días gracias a nuestro blog.

No dudes en visitar nuestro canal de Youtube.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío