Hotel Villa La Granadilla, Semana 7, Guanacaste, Shiatsu en Alforjas Costa Rica

La fase lunar está muy cerca de llegar a su apogeo, la última luna llena del mes de mayo. Como suele ser habitual en las zonas tropicales, en muchas ocasiones el clima suele cambiar al ritmo de la luna.

Pues bien, el lunes amaneció el cielo cubierto de cirroestratos y stratocumulus. En el aire se sentía la espesa humedad, apenas eran las 8 y las pieles de toda nuestra pequeña familia estaba bien pegajosa. Aunque el coeficiente de marea estuviera a casi cien pudieron ir al pueblo pasando por la costa. La pleamar había ocurrido a las 3 de la madrugada, y aún quedaban rastros del océano en la parte alta de la playa. Cuando la luna está llena, las mareas altas suben hasta cubrir todo la playa en la desembocadura del río San Juanillo impidiendo el paso de los caminantes por unas horas.

naturaleza Costa Rica

El día continuó bochornoso hasta el inicio de la tarde. En ese momento, se levantó un viento fresco proveniente del interior de la península de Nicoya. Diez minutos más tarde, ya había llegado la intensa lluvia tropical.

Durante unas horas cayeron cubos de agua, literalmente. El camino frente a La Granadilla se había convertido en un río achocolatado. Las dos goteras en la cocina de la casa principal confirmaban la intensidad del episodio lluvioso. Para variar, en la noche siguió lloviendo con diferentes intensidades. El frescor aportado por el agua sorprendió a nuestros viajeros plenamente adaptados a noches de 21 grados centígrados.

Habían quedado con Nadia, la vecina bielorrusa, para ir a la feria azul de Guiones. Un barrio en las afueras de Nosara, a unos 25 kilómetros hacia el sur. Nuestros viajeros, patas calientes, habían aceptado con gusto la oferta de Nadia. La oportunidad de conocer un lugar diferente a los que llegan habitualmente a pie era imperdible.

Salieron a las 9, su conductora bielorrusa iba a toda mecha por la pista principal, es decir unos 40 km/h. Por suerte, el estado de la misma era aceptable a pesar de la lluvia y de los camiones. El paisaje selvático es hermoso, árboles gigantescos seguido de praderas de ganadería, otras vez selva, y un poco más adelante la playa de Ostional.

Esta población de Guanacaste resguarda una reserva natural para las tortugas marinas que vienen a desovar en sus playas. Un espectáculo al que no han podido asistir nuestros viajeros. Sin duda, no se lo perderán cuando la ocasión se presente.

Una frontera natural separa este pequeño pueblo de la zona de influencia de Nosara. Un riachuelo sobre el cual no hay puente y por el que deben pasar los vehículos que utilizan esta vía. El «riachuelo» aquel día estaba lo suficientemente alto como para que Nadia lo cruzara con sumo cuidado ya que el nivel del agua llegaba al nivel del motor. En época de lluvias intensas cae de cajón que el paso queda totalmente cerrado. En estos casos sólo queda una pasarela por las que pueden pasar motos, quads y peatones.

Después de pasar una gigantesca plantación de mangos de exportación, se cruza en varias ocasiones el río Montaña. Los puentes permiten el paso de un solo vehículo, queda en mano de los conductores decidir ceder o no el paso a quién venga en sentido contrario. Por dicha, ya están construidos todos los puentes sobre el mencionado río. Tiene la reputación de salirse de su cauce en cada temporada de lluvia inundando los terrenos y viviendas de los arriesgados habitantes de estos lugares.

Poco después la vía está pavimentada, desde hace muy poco por cierto. Un logro de los habitantes de Nosara para tener una carretera sin eternas polvareda. Por la cantidad de carteles en inglés se entiende que el turismo mueve la economía de aquella ciudad de fama internacional para los surfistas.

En el mismo pueblo de Guiones, suerte de suburbio de Nosara, hay mucha oferta de restaurantes, inmobiliarias y tiendas de toda clase, cuyo objetivo es claramente el cliente extranjero.

En la salida del pueblo, un pequeño grupo de carpas indica que se está llegando a la feria azul. Varios puestos de frutas locales, algunos productos más elaborados como helados o tamales también están allí. Siguiendo el dicho de «donde vayas, haz lo vieres» nuestros viajeros siguieron a Nadia en dirección de la carpa más grande. Muchas variedades de hojas verdes como espinacas, kale de Castilla, kale morada, kale lisa, lechugas de diferentes variedades, tubérculos, frutas de las de siempre y hierbas aromáticas se ofrecen a los visitantes.

Nuestros viajeros, sobre todo la morena, no pelaron algunos paquetes de kale y otras hojas verdes. El rubio se hizo de una pelota de repollo y unos aguacates. Lilikoi le bastaba estar entretenida con el ir y venir de los vendedores y clientes.

Echaron un ojo rápido a la otras carpas, nada les llamó la atención por lo que no tardaron en volver al auto de Nadia para volver por donde habían venido.

nutrición

Antes de volver a tomar la pista pararon en un súper, a hacer turismo de supermercado, y comprar algunas cosas que necesitaban no disponibles en su pueblito playero. También fue necesaria una parada estratégica en una ferretería para llevar algunos materiales que el rubio necesitaba para continuar con sus labores de mantenimiento en Villa La Granadilla.

La vuelta por el mismo camino les dio una nueva perspectiva sobre el camino recorrido. Una playa que no habían visto, incluso algún puente que no recordaban tan estrecho a pesar de haber pasado por allí quizás una o dos horas antes.

Aunque nuestros viajeros se entrenan todos los días en mantener la atención plena en el momento presente, siempre hay algo nuevo que ver, todo está en el ojo de quien observa. Un paisaje rutinario puede convertirse en una novedad para el observador detallista. Esto es más que verificable en la naturaleza.

Cada día se opera algún cambio en principio diminuto, ya luego al pasar las semanas se hace visible hasta para el más distraído de los seres.

familia Costa Rica

El resto de la semana continuó al ritmo del orden del día diseñado para Frutita, con sus respectivas pinceladas de variaciones fortuitas y no tan fortuitas. Así va el aprendizaje de la vida en este extraño mundo para la chiquita de la casa.

Hotel Villa La Granadilla, Semana 8, Guanacaste

Estimado lector, ¿te suena el nombre de tejón mexicano? ¿Coatí de nariz blanca? ¿Pizote? Pues se trata de un curioso animal, un mamífero del tamaño de un perro mediano. Usa anteojos como los mapaches, sabe muy bien trepar en los árboles, es omnívoro y según dicen es domesticable.

La Granadilla cuenta con varios cocoteros, los cuales se han llenado de cocos en pocas semanas gracias a las lluvias. Nuestros ilusos viajeros habían planeado disfrutar de las deliciosas aguas de estos generosos árboles. Esto era sin contar los coatíes que pueblan la selva circundante. Estos curiosos animales se acostumbran a vivir cerca de los humanos y sacarle provecho a ello. En La Granadilla nuestros viajeros los observan casi a diario corriendo por la selva o disfrutando de los cocos tiernos desde la copa de las palmas cocoteros. Hay que ir aprendiendo que los animales de la selva se quedan con por lo menos el cincuenta por ciento de las cosechas frutales.

tejón mexicano

Otra visita habitual son las urracas hermosas cariblancas o piapia azul (Calocitta formosa). Esta ave de plumaje azulado y llamativo copete pasa largos ratos comiendo los frutos de una especie de palmera ornamental que produce racimos de una suerte de mini cocos. Tiene un canto característico y suele andar en pareja por lo que a veces es toda una banda de amigos las que decoran los frutos de las palmas.

Los monos aulladores o araguatos los visitan un par de veces a la semana. Si algún árbol de la selva está fructificando y los primates están cerca, es casi seguro que pasarán un rato cerca de la propiedad. Les encanta el nance, el cual produce una drupa amarilla. También les interesa el higuerón, cuyo árbol produce una fruta parecida a un pequeño higo. Le tienen el ojo puesto al único árbol de papaya de la propiedad, afortunadamente, está muy cerca de la casa principal.

Como el único acceso sería por el suelo, les da respeto, por lo que les toca intentar atrapar las frutas desde las ramas de los árboles cercanos. Aunque se estiran y utilizan su poderosa cola para llegar hasta las papayas, solo han logrado comerse partes de las hojas del árbol de unos 5 metros de alto.

Las iguanas son diurnas también, y se les ve tomando el sol hacia el mediodía. Su momento de mayor actividad es por la mañana, cuando cazan ágilmente algunos de los centenares de cangrejos que corretean por todos lados. Desde aquellos primeros días de estadía no han vuelto a ver serpientes ni escorpiones. Quizás, la presencia humana y sobre todo la limpieza a machete limpio que le ha dado el rubio al perímetro de la propiedad los mantienen alejados.

Cada uno en su hogar, aunque los bípedos humanos tenga un más que probable rol de invasor. Esto es lo que pasa cuando se está en la cúspide de la pirámide de las especies, para bien y para mal.

Las lluvias están ahora más regulares. Por lo menos dos tardes con chaparrones contundentes a la semana. Ideal para regar las plantas y darle un empujón a las no deseadas yerbas que crecen en las jardineras. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Es un continuo juego donde las yerbas aprovechan cada ocasión para avanzar multiplicándose y colonizando nuevos territorios.

Costa Rica

Como los amigos de Orgánicos de la Tierra solo vienen una vez por semana, nuestros viajeros decidieron caminar hasta el vivero de Greens Organics, un pequeña caminata de media hora. Se trata de una pequeña explotación agrícola a orillas del río Rosario. Para garantizar la menor cantidad de ataques de plagas optaron por construir un galpón de plástico translúcido casi completamente hermético.

A día de hoy todavía realizan pruebas con diferentes especies comestibles de hojas verdes para determinar cuáles se adaptan mejor a las condiciones climáticas del lugar. Han intentado producir diferentes clases de lechugas, muchas sin éxito, porque se van en tallo y flor antes de producir hojas comestibles.

Las acelgas funcionan bastante bien, de hecho nuestros viajeros se hicieron con unas cuantas hojas de las variedades coloridas. El cilantro, la albahaca y las remolachas parecen también adaptarse bien al calor húmedo del invernadero. Las kale habrá que volver a intentarlo porque al igual que las lechugas se van en tallo antes de dar unas hojas comestibles de calidad.

Han logrado también producir pepinos, tomates, chiles dulces y picantes, aunque los últimos fueron aniquilados por una plaga de moscas blancas. ¿Cómo llegaron si el lugar parece estar bien protegido? Probablemente por las suelas de los zapatos o por las iguanas que siempre consiguen la forma de entrar para comerse algunos de los frutos disponibles.

Cerca del galpón hay un árbol de mangas en plena producción, como hay muchas, Rosario les baja unas cuantas piezas que vienen a completar el mercadito de hojas verdes y remolacha. Camino de vuelta, pararon un momento en casa de Yoheidi y Gerardo, a saludar y a llevar unas pocas naranjas.

invernadero costa Rica

Frutita está a punto de cumplir 3 meses de vida. De acuerdo a la evolución, ésta es la edad a la que salíamos del vientre de nuestras madres cuando nuestro neocortex no ocupaba tanto lugar en nuestra cabeza. Sí la gestación duraba 12 meses, pero ahora, como nos ha crecido tanto la cabeza que anatómicamente no es posible que salgamos por el canal de parto a término. Por ello, la naturaleza que es sabia y generosa, con todas las especies redujo el tiempo de gestación a nueve meses aproximadamente.

Es decir, que no estamos completamente listos, un poco como los canguros que pasan cuatro meses en la barriga y luego más de un año entrando y saliendo de la bolsa de la madre. No somos marsupiales, sin embargo, al nacer vemos y oímos muy poco. Nuestro único modo de supervivencia es llorar para que nuestros cuidadores se mantengan cerca y nos protejan de los eventuales peligros que nos rodean.

Es solo al llegar a los 3 meses que empezamos a escuchar y ver mucho más allá de 30 o 40 centímetros. También logramos movernos un poco más y tenemos el cuerpo más resistente a los cambios de temperatura.

¿Crees que nos seguirá creciendo la cabeza en los próximos milenios o la era digital y movimientos como el transhumanismo nos llevarán a perder parte de nuestras extraordinarias capacidades cognitivas? ¿En dónde iremos a parar? ¿Qué opinas de esto, Estimado Lector?

Hotel Villa La Granadilla, Semana 9, Guanacaste, Costa Rica

Las semanas pasan volando. Dos meses y poco desde que nuestros viajeros llegaron a este rincón de Guanacaste. Ya están bastante amañados en esta propiedad alejada de todo. Es un privilegio poder vivir en estas condiciones los primeros meses de vida de Frutita. Los días se organizan en torno a las comidas, siestas y momentos de actividades con su chiquilla. Poco antes de los 3 meses, Lilikoi dió señales de ver y escuchar cada vez mejor. Cada día más despierta y balbuceante.

Para estimular las funciones cognitivas de su bebé se han inspirado en algunos juegos propuestos en el método Montessori. En primer lugar, la morena se puso manos a la obra para fabricar unos octaedros de papel pintado de amarillo, rojo y azul. Estos cuerpos geométricos necesitaban un soporte para hacer un móvil. Para construirlo, el rubio buscó el material más adecuado y disponible cerca de la Granadilla: unas finas barras de bambú. También pintaron unas fichas con figuras en blanco y negro con figuras geométricas, elementos de la naturaleza o partes del cuerpo. Para rematar, vista la fascinación que ha demostrado frutita por las letras que ha visto en las camisetas, hicieron un abecedario, una ficha por letra, para enseñarle los sonidos que indica cada uno de estos extraños signos que los adultos conocemos como alfabeto.

método Montessori

Aunque todavía su laringe no le permite articular sonidos claros, Frutita practica todos los días moviendo la lengua y buscando hacer sonidos con su boca. Todo un show que no deja de sorprender a estos padres primerizos.

Le encanta observar muy concentrada las puertas de un par de muebles que hay dentro de la casa. Uno de ellos tiene puertas hechas de listones que se entrecruzan y superponen formando una multitud de rombos. Aunque estén pintadas de blanco, las formas que se pueden observar son muy interesantes para la estimulación visual. El otro mueble es una especie de despensa cuya puerta tiene una multitud de dibujos de colores vivos. Otra fuente de interés muy grande para Frutita.

Pero la cereza sobre el pastel para la mayor felicidad de esta chiquilla son los paseos por la naturaleza, en especial, las copas de los árboles. Muchos tonos verdes, flores, frutas, raíces aéreas, todo fuente de curiosidad y aprendizaje. Conocer el mundo con los ojos totalmente nuevos ha de ser increíblemente interesante.

Quizás los mayores podríamos ejercitar nuestra capacidad de asombrarnos con tantas cosas a las que hoy día apenas prestamos atención.Todo es un continuo aprendizaje, padres e hija conociéndose y estructurando su forma particular de relacionarse. Cada persona es un mundo, cada familia un universo.

Costa Rica

A la par hay que mantenerse activo con las labores que exige vivir en una región tropical húmeda. Mantener las hierbas controladas en las jardineras, sacar las hojas secas de las palmeras, controlar la vegetación selvática, reparar muebles, mantener la piscina limpia, sembrar agaves, mantener limpias las habitaciones así como las áreas comunes del hotel. Y claro, no hay que olvidar el cuerpo dándole su dosis de movimiento y ejercicios de fuerza para que se mantenga lo más funcional posible. Por lo menos 30 minutos al día, una buena hora cuando toca realizar los entrenamientos que les envía su estimado entrenador Albert.

Y con todo esto, ya ha pasado una semana más. ¿Qué nos deparará la siguiente?

Hotel Villa La Granadilla, Semanas 10, Guanacaste, Costa Rica

Esta semana resultó ser bastante lluviosa. Varios días de la semana con lluvias moderadas e intensas desde la mañana. Tanto así que en un par de ocasiones el agua rebasó el nivel más alto de la piscina inundando la parte trasera de la propiedad. Además el hotel recibió un pequeño grupo de huéspedes por cuatro noches. Con todo y las adversidades climáticas los visitantes de «Los Estados» quedaron contentos con su estadía.

Nuestros padres primerizos ensayaron algunas herramientas pescadas en Internet para ayudar a Frutita a dormir más corrido por las noches. Como comentamos en otras bitácoras, los niños necesitan tener los días «ordenados» por rutinas sencillas que se repitan y puedan memorizar con facilidad. Esto es primordial para su equilibrio emocional y base para un desarrollo cognitivo óptimo. Desde el despertar se observa que hay ciclos de actividad, alimentación y descanso respetando cierto rangos horarios que requieren un equilibrio entre flexibilidad y rigor.

Al final del día cuando hay más cansancio acumulado es cuando hay que afinar más la rutina del sueño para darle mayor posibilidad al niño de montarse en el tren del sueño con más facilidad. Las palabras claves para Frutita son siesta vespertina, baño, alimentación, cuento y el abrazo mecedor de su cuidadora.

Luego de probar varios días seguidos las informaciones pescadas en la web, nuestros padres primerizos confirmaron que la técnica propuesta tiene resultados positivos sobre el equilibrio emocional de Lilikoi. Los despertares nocturnos pasaron de ser cada 3 horas (a veces dos…), a 5-6 horas (a veces cuatro…) para beneficio de toda la pequeña familia.

¿Recuerdas alguna técnica que utilizas o has utilizado con tus hijos para mejorar sus ciclos de sueño? Estaremos encantados de conocer tu experiencia.

Costa Rica

Esta semana se ha centrado en frutita y viajes a la capital, ¿que nos llegará a la semana siguiente…?

Hotel Villa La Granadilla, Semanas 11, Guanacaste

Estimado Lector, ya sabes que dependiendo de donde vivas en Costa Rica el transporte público es bastante variopinto en cuanto a la regularidad. Una forma de experimentarlo es atravesar medio país utilizando las diferentes líneas de buses.

Para ir de San Juanillo a San José se debe pasar por Santa Cruz, la «gran ciudad» desde la cual llegan y salen todos los buses que van para todos los rincones de Guanacaste y la capital, San José. Como era domingo solo había un bus circulando desde San Juanillo a Santa Cruz, hora de salida 6 de la mañana, menudo madrugonazo para Frutita, la morena y el rubio. Gajes del oficio.

La duración del trayecto son casi dos horas por una pista de tierra un «poco» labrada por las lluvias de la light rainy season. Claro se atraviesan diferentes poblados y áreas que tienen cada uno su encanto particular, en especial las plantaciones de tecas con sus enormes hojas que parecen medio paraguas.

Al llegar a Santa Cruz hubo que hacer tiempo durante unas dos horas y media, la conexión para San José era para la media mañana. Para hacer tiempo nuestros viajeros visitaron el baño, hicieron turismo de supermercado y, mientras la morena daba vueltas con Lilikoi semidormida, otro viajero, Randy, entabló una larga conversación con el rubio.

Costa Rica es la Suiza de Centroamérica, los buses llegan y salen a la hora, incluso a veces antes de la hora, por lo que Estimado Lector, si llegas a viajar a este país esto es en serio, nada que ver con el relajamiento de los otros países de la región, nada de bochinche caribeño.

A las 10 y 30 en punto salieron con el bus hacia la capital. Notaron cómo había cambiado la vegetación desde su viaje de venida. Todo mucho más verde y tupido. Muchos vendedores de aguacates y pitahaya en los bordes de la vía. El tráfico igual de intenso con su camiones y trailers una fuera de la península de Nicoya.

Esta carretera de dos canales se conecta con Panamá al sur y Nicaragua al norte. Gran parte del comercio internacional circula por vía terrestre en ambos sentidos, desde Panamá con sus megapuertos, desde México y Guatemala con sus polos industriales.

Costa Rica

Una corta parada de 15 minutos a medio camino, cerca de Esparza, corra a comer algo y al baño que faltan todavía 2 horas de camino montañoso antes de llegar a la capital. El paisaje cambia a medida que se sube hasta los más o menos 1200 msnm donde está San José. El clima se refresca, aquí también está lloviendo mucho más. Los verdes intensos de la selva de montaña lo atestiguan.

Cansados, deshidratados y hambrientos llegó la pequeña familia al terminal 7-10. Son las 3 de la tarde, hora de tomar un Uber hasta el hotel para descansar un momento antes de ir a buscar algo de comer para la cena. Tanto la morena como el rubio están sorprendidos, alegremente, por lo tranquila que ha estado Lilikoi durante todo el viaje. A ratos durmiendo, comiendo o curioseando lo que está alrededor.

En la noche si hubo algo de crisis, una habitación desconocida, luces diferentes, el baño en la ducha y no en la tina. En fin, demasiados cambios que fueron consolados con muchos besitos y abrazos de sus cuidadores.

Pues bien, al siguiente día habían quedado con Miguel, su ángel transportista, para ir hasta San Mateo de Orotina. Muy cerca de este pueblo se desarrolló un proyecto de comunidad al que se llamó Ecovilla. Su creador Marcelo Valansi ideó un lugar donde las casas estuvieran integradas en la naturaleza. Transformó ocho años atrás una finca ganadera en un bosque tropical comestible. Creó varias infraestructuras de uso para todos en la comunidad tales como un rancho para practicar actividades deportivas, otro rancho para hacer reuniones, un piscina natural, un jardín de vegetales bajo los principios de la permacultura, una planta de tratamiento de las aguas residuales para producir biogas, vías en plástico reciclado y más cosas de interés para quienes se interesan en tener una vida confortable sin generar demasiados desajustes en la naturaleza.

Por otro lado, también creó una escuela alternativa donde los niños son guiados en su aprendizaje de acuerdo a sus intereses. Manteniendo en la medida de lo posible su curiosidad, asombro y creando juegos para aprender nuevas habilidades cada día. Todo esto sobre un área de 14 hectáreas, por lo que dividió lo que quedaba de las áreas comunes en 44 lotes.

Allí cada uno hizo su casa respetando unos criterios preconizados por el comité de arquitectura de la misma comunidad. Personas de diferentes horizontes y países se interesaron por integrar esta comunidad que busca generar un paradigma alternativo a los que ya se conocen.

El martes fue de turisteo y shopping en la capital. Aunque las ciudades no son lo que más prefieren nuestros viajeros no se puede negar que tienen algunas ventajas notables. La concentración de bienes y servicios en algunas ocasiones son de sobrada utilidad.

Visitaron varios parques como el Parque Nacional, el parque España, el Jardín de la Paz, el parque Morazán y el Templo de la Música. A la par, hicieron algunas compras de ropa para su chiquita, para ellos mismos y buscaron algunas cosas que escasean en La Granadilla.

Después de caminar por las calles capitalinas por más de 4 horas, se fueron a guardar sabiamente en la habitación de su hostal. Para el miércoles, era la cita para la retirada del pasaporte de Lilikoi. A la hora establecida, llegaron a la embajada de Francia para retirar el documento de identidad.

Costa Rica

Al salir de allí salieron de vuelta para Guanacaste. La vuelta con el bien nombrado ángel transportista Miguel. Éste les había ofrecido llevarlos de vuelta para San Juanillo para ahorrarles el trajín de los buses y hostal que habrían de tomar si optaban por el transporte público. El universo siempre arregla las cosas de la forma en que las personas las necesitan, así fue para nuestros viajeros.

Pasaron a por la comida de Miguel en Alajuela, y continuaron por las montañas de Atenas. Costa Rica les ofreció otros panoramas hermosos, deleite visual para quien se permite observar. Pasaron por Puntarenas, y otra vez Esparza. Pararon un par de veces por aguacates, mangos y naranjas.

A las cinco de la tarde ya estaban en La Granadilla bajo una intensa lluvia tropical. Se despidieron con mucha gratitud de Miguel. A el simpático tico le quedaban nada más y nada menos que 5 horas de camino para volver a casa. A este hombre le encanta correr y en menos tiempo del esperado hizo la misma ruta, sin duda alguna, se nota que se dedicaba a las carreras. Nuestros terapeutas y su angelito transportista llegaron sanos y salvos.

A todas estas, no todo son paseos, sino que nuestros terapeutas aprovecharon todas esas horas de viaje para trabajar en el lanzamiento del Reto Wellness. ¿En qué consiste? El Reto Wellness es un programa dividido en 4 niveles para que en 28 días o un poco más, dependiendo de tu ritmo, aprenda a comer de forma saludable. De esta forma le darás la oportunidad a tu cuerpo de corregir los malos hábitos alimenticios y encaminarte en el camino de la salud.

El resultado es que te sentirás más vivo que nunca y listo para darle un nuevo giro a tu vida, quizás el que nunca te habías atrevido a dar. Lo más importante es que este reto considera en gran medida tu tiempo, tu energía y sobre todo esa hambre emocional que es la que nos sabotea cuando queremos corregir esos malos habitos. Si quieres saber más entra a www.workingwellness.es para conocer más detalles.

Por cierto, Estimado Lector, ¿ya probaste el menú de un día descargable desde www.workingwellness.es? ¿Has probado los ejercicios de autoshiatsu publican cotidianamente en las historias de Instagram? ¿Te parece pertinente la información sobre nutrición que se publica una vez por semana? ¿Te gustaría que se aborde algún tema de especial interés para ti?

Hotel Villa La Granadilla, Semana 12, Guanacaste, Costa Rica

Estos últimos días ha subido la intensidad del calor. La brisa ha pasado de traer cierto frescor a simplemente convertirse en un soplo de aire tibio. A principios de semana Frutita estuvo de fiesta gran parte de la noche. Suele ser habitual que pida comida más o menos cada cuatro horas durante la noche. Sin embargo, esta vez fue cada hora hasta el amanecer.

Pues siguiendo con la estancia en la Granadilla continuaron los trabajos de restauración del mobiliario del hotel. La humedad y el calor son una combinación perfecta para degradar a gran velocidad cualquier trozo de madera. La única solución es realizar periódicamente un buen mantenimiento para evitar que el clima y los bichos dejen todo para «el mono».

La Granadilla ha sido generosa con nuestros viajeros regalándoles piñas, terap, papayas y bananos cuadrados. Por fortuna, el agudo ojo de nuestros recolectores ha permitido cosechar las frutas en su punto antes de que pájaros, monos y coaties pasen por allí.

Los paseos al pueblo pasando por la playa ahora están regulados por las mareas. Las lluvias y alguna tormenta marina han modificado la orografía de la playa que une la Granadilla con el pueblo. Ahora el río se abrió paso en la arena por lo que es prácticamente imposible pasar durante algunas horas de marea alta.

Costa Rica

La propiedad está rodeada de árboles de nance, una suerte de pequeña fruta amarilla de sabor ligeramente dulce y aroma final muy parecido al noni. A los monos congos (aulladores) parece gustarles mucho visto la gran cantidad de visitas que realizan semanalmente a nuestros viajeros. Aprovechan la cercanía de un árbol de papaya para comer las hojas de este.

Las frutas no parece interesarle ni siquiera cuando dan señales de maduración. Quizás las hojas son más sabrosas que las frutas aunque visto sin distinción frutas verdes y maduras de nísperos o mangos puede que simplemente no se coman las frutas del papayo.

Como no hay librerías ni bibliotecas, cerca la morena decidió crearle unos libros de historias a Frutita. Hasta ahora ha diseñado la historia de una abeja, de una astronauta, de una gallina, de una monita y así va poco a poco afinando sus cualidades de ilustradora para niños aficionada. El rubio que tiene menos pulso prefiere jugar plegando papel para crearle animales de origami a su chiquita. Hasta ahora ha logrado crear una ballena, unos peces, un tiburón, un delfín y una tortuga. También construyó un nuevo móvil de bambú, más alto y resistente, para colgar todos estos nuevos personajes y así darle la posibilidad a Lilikoi de construir un mundo más diverso en colores y animales.

shiatsu alforjas

Hacia el final de la semana decidieron implementar un programa de entrenamiento de sueño para Frutita. El objetivo de este es enseñarle al bebé que puede dormir por sí solo durante toda la noche sin necesidad de ser mecido o alimentado. Combina varias técnicas preconizadas por diferentes expertos del sueño siempre respetando el equilibrio emocional del bebé.

Nuestros viajeros ya habían leídos sobre métodos preconizados por ciertos pediatras que parecen más tortura que aprendizaje. Por dicha, Lilikoi pareció entenderlo rápidamente y ha progresado muy bien en cuanto al sueño nocturno y las siestas. Sólo se sabrá si el método funciona bien al cabo del mes que dura el entrenamiento.

Recibieron también su pedido de frutas y hortalizas de la semana compuesto de bananos, papayas, pitahayas, piñas, maracuyás, cocos de agua, guanábanas y hortalizas varias para poder disfrutar de algunas comidas saladas.

nutrición

Y así pasó otra semana más en este rincón hermoso de Costa Rica.

Y tú, Estimado Lector, ¿cómo ha ido tu semana en tu rincón planeta? ¿Disfrutando del verano en el hemisferio norte? ¿Del invierno en el hemisferio sur? ¿En el trópico?

Primera Quincena de Julio entre Guanacaste y San José, Hotel Villa La Granadilla.

En esta primera quincena de julio tocó varias actividades como un paseíto en panga (así le dicen los ticos a las lanchas o peñeros) para ver tortugas marinas.

Santiago, el capitán ticonicaragüense muy amable y gran conocedor del mundo de las tortugas. Como él mismo dice ha estado tanto tiempo con biólogos marinos que ya tiene el doctorado en vida marina.

Lilikoi haciendo siestas con estilo propio, bien pegada a la almohada de mami.Los mosquitos cada vez menos respetuosos con los repelentes naturales, ahora toca utilizar los de marcas famosas para no ser devorados en cada salida para el monte.

Las semanas pasan volando, agosto está a la vuelta de la esquina. Ya son 8 meses en Costa Rica. Como diría Miguel, el transportista, hasta ahora todo bien.

Gracias por vernos y hasta pronto Estimado Lector. Nos leemos y conectamos en la próxima bitácora.

No pierdas ninguna de nuestras novedades en nuestro canal de Youtube.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío