¿Los carbohidratos nuestros verdaderos villanos?

El supuesto “enemigo” número uno, el famoso «villano» de toda perdida de peso. No son bien recibidos por las noches y son una amenaza total para muchas personas, sí, esos, los carbohidratos.

Hoy en día los carbohidratos tienen una fama que no les favorece mucho, pero no es otra cosa más que desinformación. Ellos están presentes en TODOS los alimentos pero en diferentes proporciones como te explicábamos en post anteriores. Sin embargo, son los macronutrientes favoritos del cuerpo, ideales y sumamente necesarios. Es recomendable, de hecho, que nuestra ingesta de carbohidratos vaya entre un 55% al 75% diariamente como mínimo.

nutrición

¿Qué proporción constituyen los carbohidratos?

Los carbohidratos constituirían en general la mayor porción de la dieta, tanto como un 80% ya que se ha visto que en muchas poblaciones del mundo. Sobre todo, aquellas situadas en las zonas azules, que trae múltiples beneficios de salud y longevidad. Por el contrario, los carbohidratos hoy en día representan únicamente del 45 al 50 por ciento de la dieta en muchas personas de países industrializados. Con las modas y “nuevas” dietas, que surgen cada cierto tiempo, se cultiva mucho más este miedo y esta visión del carbohidrato como “enemigo”. El famoso miedo a engordar o escuchar constantemente «tengo miedo de engordar» al comer determinado alimentos, como las frutas, patatas o los boniatos. Pero los atracones que muchos se dan con diferentes productos, bollería, cereales y demás, realmente malos para nuestro organismo, es una forma de confirmar este miedo a comer carbohidratos absurdamente infundado. 

Los carbohidratos son compuestos que contienen carbono, hidrógeno y oxígeno. El metabolismo de los mismos consiste en que éstos se queman para producir energía y son los de mejor calidad y facilidad de metabolización para el cuerpo. Los carbohidratos a nivel más complejo de explicar, poco sencillo para el público general, se pueden dividir en tres grupos.

Grupos de carbohidratos:

  • monosacáridos o azúcares simples, ejemplo, glucosa o dextrosa, fructosa, galactosa. La encuentras en alimentos como las frutas o productos como la miel. 
  • disacáridos, ejemplo, sacarosa (azúcar de mesa altamente procesada venga de la caña, la zanahoria o remolacha), lactosa, maltosa. La encuentras en la leche (lactosa) y en semillas germinadas. 
  • polisacáridos, ejemplo, almidón, glicógeno (almidón animal), celulosa. Que las encuentras en alimentos como los vegetales, las raíces o tubérculos, y en productos como los cereales/granos

Como queremos ponértelo más fácil y queremos que entiendas rápidamente como funciona, tienes que saber que es mejor si te lo resumimos en términos más simples. Lo hacemos para que sepas cuales son los componentes de una comida saludable. Además que, la idea es que puedas sentir que llevas una alimentación saludable, lo que llaman dietas llevaderas, haciéndolo realmente. 

Los carbohidratos que no nos benefician son aquellos que han atravesado múltiples procesos para que podamos consumirlos. Todos aquellos que hemos alterado, “mejorado” para poder que sea más fácil, más rentable y más “delicioso” consumirlos o que sencillamente son obtenidos a través de aislar este elemento. Es decir, todo aquello que no este o mantenga su forma original, tal y como lo produce la naturaleza. 

Vamos a adentrarnos en ejemplos

Un ejemplo serían todas las harinas. Sobre todo las más refinadas de cereales, pseudocereales o legumbres, los azúcares industriales o semi-procesados, edulcorantes “naturales” o artificiales. As la bollería o pastelería, pizzas/masas/hojaldres congelados, galletas, chocolates, golosinas, gominolas, bizcochos, tartas, pan de supermercado congelado o fresco, tostadas y picatostes, etc. Por lo general, estos productos incluyen procesos como: freído, glaseados, empanizado, precocinado, horneados a altas temperaturas, etc. Como también incluyen productos modificados genéticamente, conservantes, mejoradores de sabor, emulgentes, colorantes, mucho aceite y mucha sal, etc.

mala alimentación

¿Qué puede pasar por nuestra mente si llevamos una alimentación vegetariana o vegana?

Sabemos que llevando una alimentación convencional, alimentación vegetariana o nutrición vegetariana, alimentación vegana o nutrición vegana, independientemente de ello es muy frecuente que cuando pensamos en algo dulce. Viene a nuestra mente el endulzante de caña o remolacha, blanco como la nieve o pintado, opción “más natural”. Este producto que pasó por infinidad de procesos industriales y químicos de obtención, aislamiento, blanqueado o coloreado, etc. Si no es este producto, vendrá a nuestra mente cualquier otra cosa que, cuando hay antojo de dulce, esta generalmente transformada, procesada o ultraprocesada que contenga este polvillo letal.

Huir de este azúcar parece difícil porque, si aún no los has notado, está en todas las listas de ingredientes de casi todo en el supermercado. El azúcar añadido también está en los productos salados como salsas, platos preparados, enlatados, conservas, etc. Este granulado blanco o pintado, es tan malo para nuestro cuerpo como podría serlo cualquier droga. Sobre todo si va bien acompañado de grasas (industrializadas y ultraprocesadas) y otro polvo blanco de la misma calaña como lo es la sal. 

¿Cómo nos afecta ese azúcar añadido?

El azúcar añadido, al igual que cualquier otro azúcar aislado y mecánicamente obtenido:

  • deshidrata, descalcifica, acidifica.
  • es altamente adictivo
  • roba otros nutrientes para su “metabolización”,
  • causa daños renales, dificulta los procesos digestivos,
  • entre otras tantas consecuencias.

Para resumir, solo desequilibra nuestro cuerpo y nos perjudica muchísimo.

El endulzante industrial se apoderó de uno de los sabores que más disfrutamos y que naturalmente necesitamos. Este azúcar industrial en particular, hay que evitarlo a toda costa, por ello, es necesario que progresivamente lo descartemos de nuestra alimentación o nutrición. Dejarlo completamente es lo ideal, pero hay personas que sufrirán las consecuencias de un «mono» físico y psicológico. Por ello, recomendamos sustituirlo por elementos endulzantes menos químicos y con menos procesos hasta progresivamente descartarlo completamente. La panela, la miel, el sirope de arce, el agave son opciones para hacer una transición más no las recomendamos a largo plazo.

¿De que alimentos deberíamos huir igualmente?

De igual forma, no solo el azúcar añadido, aislado y químicamente obtenido, todos aquellos productos procesados con una proporción importante del macronutriente en cuestión que haya atravesado o estado sometido a múltiples procesos para habilitar su consumo, entra en este apartado a evitar. Un ejemplo serían las pastas, cereales, panes, harinas, preparados, etc. Desde nuestra perspectiva, en Working Wellness, no consideramos ninguno de estos productos como carbohidratos ya que ni siquiera han de ser considerados a consumir. En general, se les llama de esta manera por la forma en la cual el cuerpo los «procesa» o por su composición química. Sin embargo, entendemos las asociaciones emocionales y culturales que están presentes en la sociedad y que cada individuo desarrolla a lo largo de su vida y sus experiencias. 

nutrición cereales

Hoy día es muy común que cuando buscas una asesoría Nutricional, servicios nutricionista, ya sea presencial o asesoría Nutricional online con un nutricionista, asesor nutricional, coach nutricional o nutriologo, muchos de ellos  siguen en el aparato y consideran a verdaderos alimentos como la fruta, parte de este grupo de “carbohidratos”/productos a evitar. 

Hoy día podemos entender y de hecho recomendamos dejar de consumir progresivamente estos productos, ya que el cuerpo necesita su tiempo para poder poco a poco ir reconstituyendo sus mucosas y floras bacterianas. De igual forma se inician procesos de desintoxicación ya que son productos completamente antifisiológicos que probablemente han estado consumiéndose y acumulando toxinas durante años. 

¿Qué ocurre con estas adicciones físicas en algunos productos?

Las adicciones físicas que se presentan al consumir estos productos, son muy habituales por las reacciones en la bioquímica interna. Todas las asociaciones emocionales que existen con estos productos van a aflorar también al comenzar a disminuir su consumo o cuando necesitamos un «seguro emocional» y recurrimos a ellos. Este tipo de carbohidratos (pastas, pan, bollería, pastelería, comida rápida, congelados y preparados, harinas y repostería) son los favoritos a la hora de gestionar nuestras emociones con la comida.

Esto ocurre ya que despiertan emociones vinculadas como la seguridad y el confort, lo cual anula cualquier otra incomodidad que se asoma principales por el «antojo» concreto por dichos productos. 

En el próximo post te hablaremos más de los carbohidratos ideales a consumir y sobre todo, los favoritos por nuestro organismo para poder funcionar de forma óptima. Recuerda que te ofrecemos siempre nuestros servicios nutricionista, te ayudamos y guiamos para que puedas volver a sintonizar con tu cuerpo. Nutrición natural, nutrición holistica que respeta todas las áreas de tu vida. Ofrecemos nuestros servicios nutricional online, o también conocidos como asesorías nutricionales online. 

Te informamos que nosotros seguimos los principios de la Naturopatia higienista holística, es decir, seguimos las bases del higienismo en cuanto a alimentación, la famosa dieta higienista. Sin embargo, a su vez, sabemos que hoy día muchas cosas han cambiado y que existen otros aspectos de la vida y el ser, que son sumamente importantes. De esta manera, podemos adaptarnos a los momentos actuales y ayudarte de forma que tu estilo de vida mejore cada día. 

Te recordamos que tienes nuestras redes sociales donde puedes seguirnos a través Facebook e Instagram. Hacemos un poco de coach nutricional, así como también te compartimos actividades e información que contribuyen con el desarrollo de tu energía vital y la construcción de tu salud. 

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacío