Categorías
Orientación Nutricional

MÁS FRUTA COÑO!

Que si, que si…

Si nos sigues activamente por las redes sociales como por nuestra cuenta en instagram o página de facebook sabrás cuanto insistimos en el consumo de la fruta.

¡Más fruta coño!

No es casual que seamos un poco pesados con el tema pues es algo que en Galicia no es frecuente, sabemos que debido a las condiciones climáticas y las costumbres culinarias no se le ha dado mucha importancia.

     Sin embargo, hemos podido observar que a lo largo del tiempo, los problemas de salud de los gallegos revelan con mayor acierto la falta de estos gloriosos packs de salud.

La fruta es el alimento con mayor concentración de nutrientes completamente asimilables por el organismo. Hay que comer la fruta sin miedo y SI en las CANTIDADES que necesitemos para sentirnos satisfechos. Cuando comemos fruta casi nada se pierde. Es como si bebieramos del Santo Grial, para nuestro cuerpo es pura magia y maravilla.

WorkingWellness.es

Muchos dirán: «Mujer, ¡pero si cuando como muchas piezas voy de carreras al baño!». ¡Por su puesto que eso es lo que debe pasar! Recuerda que los alimentos que hemos consumido anteriormente tienen un tránsito intestinal muy lento, pasan DÍAS en nuestro organismo. La fruta con su abundante líquido y fibra comienza a hacer limpieza de todo el organismo. Sobre todo del intestino grueso, removiendo todas esas toxinas que han quedado rezagadas con los días en nuestro segundo cerebro.

No es normal que pasemos mucho tiempo sin ir al baño. De hecho, no es normal solo una deposición al día. Pensemos un poco, si comes 3 o 5 veces al día y buenas cantidades:

¿A dónde crees que va toda esa comida?

¿Dónde queda todo eso que al cuerpo no le sirve?

Pues si, no todo en ese vientre es grasa. El intestino grueso es capaz de acumular, en casos extremos, hasta 30 kg de desechos metabólicos.

¿Qué tal te suena ahora la fruta?

Si quieres reducir tus estadísticas de enfermedades degenerativas y crónicas, no pases de la fruta y los vegetales. Muchas de las personas que acuden a nuestras consultas de orientación nutricional tienen este mismo problema, no saben cómo comer la fruta o no les gusta. Es importante que tengas el apoyo suficiente, la información y el seguimiento para poder llevar a cabo la mejora de tus hábitos alimenticios.