Categorías
Orientación Nutricional

Grasas, culpables? Depende…

.Las grasas, también conocidas como lípidos o ácidos grasos, ayudan a nuestro cuerpo a realizar funciones importantes..

Hoy día nuestra alimentación está dominada por las grasas, pero no precisamente por las que nos ayudan.

La alimentación “convencional” está diariamente atocigandonos con todos esos consumibles altos en grasas no beneficiosas. En su totalidad son solo calorías vacías, sin nutrientes.

Esto genera infinidad de inconvenientes en el cuerpo, sobre todo en las directrices hormonales y metabolicas.

Para evitar estos inconvenientes es ideal consumir grasas en su forma más natural. Aquellos alimentos que no necesiten de ningún procedimiento químico o tecnológico para extraer su “grasa”. Recordemos también que ya existen alimentos naturalmente altos en grasas. Algunos nos ocasionan, a largo plazo, enfermedades cardiovasculares y contribuyen de manera alarmante en enfermedades crónicas o degenerativas. Estos también nos hacen sentir pesados, atotados e indigestos.

Existen, en general, 3 tipos de grasas: las saturadas, insaturadas (mono y poliinsaturadas) y las trans.
  1. Grasas saturadas: estas están presentes en TODOS los alimentos de origen animal. Solo encontramos algunos de origen vegetal como la manteca de cacao, el coco o el cacahuete. Este tipo de grasa eleva los niveles de colesterol LDL (el malo).
  2. Grasas insaturadas: contienen nutrientes esenciales, ya que el organismo no puede producirlos. Estas pueden ser:
    Monoinsaturadas y Poliinsaturadas: formadas por los Omegas 3, 6 y 9, son las que REDUCEN el colesterol LDL (el malo). Ejemplo: el aguacate, semillas de lino y frutos secos. Estas SUBEN el colesterol HDL (el bueno).
  3. Grasas trans: son artificiales, procesadas y tecnológicamente manipuladas. La margarina, los aceites en general y la manteca vegetal. Son altamente perjudiciales, desequilibran nuestro perfil lipídico y no aportan nutrientes al organismo más allá de simples calorías vacías.

Orientarse a consumir grasas Monoinsaturadas y Poliinsaturadas nos garantiza unos engranajes bien lubricados y en óptimo funcionamiento.

Los aceites son falsos amigos sin aporte nutricional, son sólo calorías vacías.

En muchos casos no provienen de fuentes naturalmente grasas como en el caso del maíz o el famoso “aceite vegetal”.

En la naturaleza, las grasas están en sus formas más “complejas” (tienen carbohidratos, fibra y proteína). NUNCA encontraremos alimentos 100% constituidos de grasa. Recomendamos incluir alimentos de origen vegetal ya que no elevan el colesterol LDL (el malo). Ejemplo: el aguacate, frutos secos, semillas, nueces. También un consumo limitado o nulo de cualquier aceite, sin excepción.

Respetar estas pautas y basar la alimentación en frutas y vegetales frescos de temporada, es fundamental. Esto nos ayudara a gozar de una salud increíble además de que las facturas médicas serán historia del pasado.

Categorías
Terapia Manual

Tacones: imagen vs bienestar

Los calzados con tacones pueden ser una herramienta de bienestar en ciertas ocasiones.

Existen varios gremios profesionales que permanecen muchas horas de pie. Para evitar una fatiga excesiva y molestias en la espalda existen calzados ergonómicos muy eficientes. El tacón de mayor confort está por el orden de los 2 centímetros.

Por otra parte hay empresas que por su actividad comercial tienen un estricto código de vestimenta. Fuera del traje formal en muchas ocasiones se le exige al personal femenino llevar calzado con tacón. Para cumplir con esta reglas implícitas muchas mujeres utilizan modelos que sobrepasan los 4 centímetros de altura.

A partir de cierta altura los tacones se convierten en un riesgo para la salud.

Cuando un tacón es muy alto se produce un desbalanceo en el reparto del peso corporal. Las afecciones empiezan por lo general con una deformación de los piés, un acortamiento de las pantorrillas y dolores en las rodillas. Con el paso del tiempo aumentan las curvas fisiológicas de la espalda. Esto se traduce en tensiones y dolores persistentes en todo el recorrido de la columna vertebral.

Por encima de 4 centímetros los tacones son contraproducentes.

Los riesgos de esguince aumentan de forma exponencial. Se puede pensar que hacen lucir mejor las piernas pero no se puede decir que son un placer doloroso. ¿Te duelen los pies cuando llevas todo el día utilizando tacones? O, ¿No puedes dejar de utilizarlos porque te empiezan a doler las pantorrillas?

Aquí te dejamos un vídeo que es bastante revelador. ¡Cuida de tu salud, cuida de tus pies!

Categorías
Terapia Manual

Criomasaje (Vídeo)

El criomasaje es una técnica muy eficiente para recuperarte rápidamente de una lesión o una competencia intensa.

¿Alguna vez te has hecho algún esguince o has competido en una carrera?

Los deportistas de alto nivel utilizan bañeras con agua muy fría para mejorar su capacidad de recuperación. La vasoconstricción que provoca el frío ayuda a que las toxinas presentes en la sangre sean removidas con celeridad.

Para sacar el máximo provecho del criomasaje, hay que aplicar varias sesiones al día de 8-15 min evitando sentir ardor en la piel. 

Está comprobado que si se aplica un criomasaje dentro de las primeras 72 horas de una lesión se puede reducir el tiempo de recuperación en un 60%.

Es mejor hacer sesiones de corta duración con mayor frecuencia. 

Es muy importante evitar el efecto rebote por un exceso de aplicación de hielo. La sensación en la piel pasa de frío a ardor lo que indica que el contacto con el hielo fué excesivo. 

Aquí compartimos un vídeo didáctico para que lo puedas implementar en casa cuando sea necesario.