Categorías
Orientación Nutricional

Proteínas: Con extra de Bacon?

Los medios de comunicación, los médicos en general y el «mínimo» conocimiento sobre alimentación llevan sobreentendido este nutriente en nuestra dieta: Las proteínas. Según la opinión de los médicos de cabecera y los organismos gubernamentales «encargados de nuestra salud».

Sin embargo, puede que la recomendación actual sobrepase las necesidades biológicas del individuo.  El desconocimiento sobre el tema crece sin pausa y esto genera también un monton de problemas fuera de la alimentación. El crecimiento del consumo de alimentos altos en proteína ignora la consecuencias de salud y el medio ambiente.

Hace más de 10 años la OMS y la FAO vienen advirtiendo que la alta ingesta de proteínas tiene un impacto en el desarrollo de enfermedades crónicas.  Otros famosos como el Dr.T.Colin Campbell, Dr. Greger entre otros exponentes de la salud ya vienen alertándolo.

Sin embargo, no es una información difundida con mucho interés en los medios de comunicación o en las redes sociales.

También muchos representantes del gremio de la salud continúan ignorándolo y recomendándolo.

El informe conjunto de la FAO y la OMS está basado en el dictamen colectivo de un grupo de 30 expertos […] para examinar los mejores datos disponibles acerca de la dieta […] efectos en las enfermedades crónicas.

Entre las recomendaciones específicas […] reducir las grasas al 15 a 30% de la ingesta calórica diaria total. […] El informe indica que el grueso de las necesidades calóricas debe ser cubierto por los hidratos de carbono (entre un 55 y un 75% de la ingesta diaria). […] la ingesta de frutas y hortalizas debe ser de 400 gramos, como mínimo.

La ingesta de proteínas recomendada es del 10 al 15%. El informe también señala que la actividad física […] fundamental para el equilibrio energético y el control del peso.» (OMS, 2003)

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, es importante estar atentos a nuestra dieta, la cual no es necesariamente saludable.

Nuestro cuerpo nos muestra estos excesos no solo en forma de tejido adiposo (grasa). También nos lo muestra en toxinas que no pueden ser expulsadas y que terminan acumulándose en el cuerpo. Con el tiempo, estas sirven como «caldo de cultivo» para enfermedades de todo tipo.

Si la ingesta diaria recomendada de proteínas y grasa es alrededor del 15% hay que reducir los consumibles con altas “concentraciones” de ellos. Entre estos estan las proteínas y productos de origen animal (carnes, huevos, charcutería, lácteos) y algunas legumbres como la soja.

Recordemos que TODOS los alimentos tienen proteínas, solo que unos tienen más «concentración» que otros. Este tipo de nutriente también podemos encontrarlos en alimentos de origen vegetal. Entre estos estan: Las frutas, los vegetales de hoja verde, los frutos secos las legumbres, los pesudocereales, los tuberculos, los cereales integrales.

El 75% de nuestra ingesta diaria deben ser carbohidratosazúcares en su forma más natural. Solo del 10-15% tanto de grasas como de proteínas. Una alimentación basada en alimentos vegetales se ajusta bastante bien y viene acompañada de innumerables beneficios personales y ambientales.

Sin embargo, se requieren ciertos conocimientos para ajustarse progresivamente a una alimentación más saludable. Una alimentación más sana, compasiva y amigable con nuestro hogar: la Tierra.

Categorías
Terapia Manual

¿Por qué Quiromasaje?

El término Quiromasaje fué acuñado por el Doctor Vicente Lino Ferrándiz.

Es una técnica manual cuyo objetivo es generar efectos beneficiosos en el sistema muscular, circulatorio, nervioso y linfático de quien la recibe.

Desde la antigüedad la humanidad intuyó que una de las formas de aliviar una dolencia física era frotar donde hay dolor. Esto lo podemos comprobar cuando nos damos un golpe, nuestra primera reacción es frotarnos para disminuir la sensación de dolor. El comportamiento instintivo de los padres al ver un hijo golpearse es acariciarle la parte del cuerpo afectada.
A lo largo de los siglos se fueron desarrollando diferentes técnicas de masaje alrededor del mundo, destacándose dos principales corrientes:

  • La oriental; cuyos principales exponentes son la Medicina Ayurvédica de la India y la Medicina Tradicional China.
  • La occidental; cuyo principal exponente está en la Grecia Antigua, con el padre de la medicina occidental Hipócrates. Siempre tuvo mucha admiración por los masajes dejando constancia de ello:
“El arte de las terapias manuales es antiguo. Yo tengo en gran estima a todos los que lo descubrieron, a los que me sucedan y a aquellos a los que de generación en generación contribuyan con su trabajo al desarrollo del arte manual de curar”.

Corrían los años 1920 en España, un médico barcelonés, Vicente Lino Ferrandiz desarrolla una técnica a la que llama “Quiromasaje”. Esta terapia natural combina técnicas básicas, movilizaciones y desbloqueos articulares, maniobras nuevas (algunas con influencia del Tui Na chino). También incluye ciertas manipulaciones relacionadas con la osteopatía y estiramientos miofasciales. Haciendo particular énfasis, como lo menciona el Dr. Ferrandiz en el siguiente escrito:

“La manipulación es el punto capital de la técnica quiroterápica, pues de la habilidad del operador depende el éxito. Es necesario poner, por decirlo así, la mente en los dedos y esta circunstancia es hija del temperamento del operador y de la bondad del propósito con que practica su arte”.

En el año 1943, el Doctor Ferrandiz abre su Escuela Española de Quiromasaje. De esta forma le abre las puertas a la técnica manual en occidente. Poco años antes, en 1940, en Japón, Tokujiro Namikoshi, recién había abierto el Institute of Shiatsu Therapy. Ambas técnicas comparten que sólo deben de aplicarse con las manos, descartando absolutamente la ayuda de cualquier tipo de herramienta.

Hoy día es evidente que las terapias naturales son necesarias para vivir más tiempo y en mejores condiciones de salud. Retomando esta sabiduría ancestral e incorporándola a nuestros tiempos vemos como la calidad de vida mejora notablemente. El Quiromasaje, como técnica preventiva, contribuye en la prevención de muchas de nuestras dolencias actuales.